Ajuste económico

Al no tener fuentes de financiamiento el gobierno se ve obligado a hacer un ajuste. El nuevo cálculo jubilatorio tiene que ver con este problema. La nueva variable está atada a dos índices: la variación salarial promedio anual y el nivel de recaudación que logre la administración. Se desengancha del índice inflacionario. Queda supeditado al crecimiento o decrecimiento de la economía. Se busca así gastar menos, es decir pagarle menos a los jubilados. Hay un consenso político que piensa que debe acomodarse el sistema jubilatorio a las posibilidades reales de nuestra economía.

Escuchá la columna de Sergio Suppo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name