La guerra fría por el procurador

La designación del procurador se ha transformado en una guerra fría en la interna entre el kirchnerismo puro y el Presidente. El acuerdo para la elección del funcionario no se ha logrado. El Cristinismo busca alguien que le sea funcional a sus intereses. Es una pelea ajena a los intereses de la mayoría de los ciudadanos. Lo que está en juego es si la Argentina tendrá un sistema judicial independiente o sujeto a los vaivenes del poder.

Escuchá la columna de Sergio Suppo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *