El juez Gabriel Vitale dispuso que se realice un juicio por la verdad en un caso de abuso sexual durante la infancia

El delito había prescripto ya que sucedió entre los años 1994 y 2000, durante la infancia de la víctima que ahora tiene 36 años, pero la denuncia fue hecha en el 2014, y tras el pedido de la defensa del denunciado, la Cámara de Apelaciones y el Tribunal de Casación de la Provincia dieron por terminado el caso sin ningún tipo de condena por el largo tiempo transcurrido.

En estas situaciones, un juicio por la verdad como el que dispuso llevar a cabo el juez de garantías N°8 de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, puede ser la única solución para que se conozca la verdad, aunque no haya posibilidad de un castigo penal. La denuncia es contra una ex pareja de la prima de la víctima, y de lo que se lo acusa en concreto es de abuso sexual con acceso carnal.

Escuchá la columna de Mariana Carbajal en La Inmensa Minoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *