El Cóndor Manzoni y el comediante que no sonreía

Buster comediante

Carlos Manzoni nos trae la historia de Joseph Frank Keaton, que pasaría a la historia como Buster Keaton, uno de los mejores actores del cine mudo.
A los 5 años ya era la estrella del espectáculo familiar. Buster hacía reír con sólo entrar en escena y jamás sonreía ante cámara, lo que lo hizo ganar el apodo de "Cara de palo". Buster embolsaba millones de dólares. Estaba en su mejor momento, tocando el cielo con sus caras de nada. Pero siempre hay un pincelazo que te apaga la cámara.

Firmó un contrato con MGM que le quitó el control sobre sus producciones, no se adaptó al sistema de grandes estudios -que estaba naciendo en Hollywood- e irrumpió el cine sonoro. Ese cocktail lo llevó al alcohol. Y todo se derrumbó.

Escuchá todos los detalles en la nota de El Cóndor Manzoni

www.vocacionxperiodismo.com.ar

Otras notas de El Lunes Puede Esperar