La muerte de la clase media

El concepto de Clase Media para referirse a un nivel socio-económico de nuestra sociedad, nació allá por 1940 con el primer gobierno de Juan Domingo Perón. Antes, en especial durante el siglo XIX, la sociedad se dividía en dos mitades: por un lado LA PLEBE y por el otro LA GENTE DECENTE. Pero con la llegada de la revolución bolchevique en Rusia y la difusión de sus ideales al resto del mundo, esos conceptos se fueron modificando y de la mano de los cambios sociales que trajo el peronismo nació la Clase Media. Clase Media que tuvo su auge en la segunda mitad de la década del ‘60 y en la primera de la década del ‘70, o sea, hace unos 50 años.

¿Qué pasó desde entonces? Lo que ya sabemos, lo que muchos sienten en carne propia más allá de las cifras frías que enuncian los economistas de turno en los noticieros.

Pero vamos a los números. Para el Banco Mundial durante el 2020, 1.700.000 argentinos se cayeron de la clase media que bajó del 51% al 45% de la población mientras que la pobreza (según datos oficiales) terminó en el 45,2% en diciembre del año pasado y hoy estaría arriba del 50%. Tremendo. Se podría decir que pertenecer hoy a la Clase Media puede considerarse un lujo. Ejemplo: una familia tipo que tiene auto y manda a sus hijos a un colegio privado de “mitad de tabla”, necesita entre 130.000 y 150.000 pesos mensuales para subsistir.

¿Cómo saber a qué clase “pertenecemos” cada uno de nosotros? Es fácil saberlo. Vamos otra vez a las cifras oficiales:

Una familia de cuatro integrantes necesitó ganar entre $ 96.994,69 y $ 310.382,99 totales el mes pasado para entrar al “sector medio”. A partir de ese dato se desprende lo siguiente:

¿Quién está en situación de indigencia? Lo están aquellos hogares cuyo ingreso total mensual no alcanza para cubrir la Canasta Básica Alimentaria. A mayo 2021, se considera indigente a las familias que no alcanzan los $ 33.617,33 mensuales.

¿Quién está en situación de pobreza no indigente? Los hogares cuyo ingreso total mensual no alcanza para cubrir la Canasta Básica Total pero permite, al menos, adquirir la Canasta Básica Alimentaria. El rango de ingresos para este estrato se fijó entre $ 33.617,34 y $ 63.289,36.

¿Quiénes son “No pobres vulnerables”? Aquellos cuyo ingreso total mensual es de al menos la Canasta Básica Total y ganan entre $ 63.289,37 y $ 77.595,74 al mes.

También existe el Sector Medio Frágil. A este grupo pertenecen los hogares cuyo ingreso total mensual es de entre $ 77.595,75 y $ 96.994,68.

Ahora sí, le llegó el turno al Sector medio denominado “Clase Media”. Son los hogares en los que los salarios totales de todos sus integrantes van de los $ 96.994,69 hasta los $ 310.382,99.

Y por último está el llamado Sector Acomodado que incluye a aquellos hogares cuyo ingreso mensual es de $ 310.383 al mes o más.

¿Qué nos pasó para llegar a esto? ¿Cómo fue que de poco más de 4% de pobreza que teníamos en la década del ‘70, llegamos hasta acá? Se calcula que hoy existen unas 50.000 Pymes menos que hace 10 años; cada vez son más los jóvenes que vuelven a vivir con sus padres luego de haberse independizado.  Aquello de que nuestros padres vivieron mejor que nuestros abuelos y nosotros mejor que nuestros padres, no se repetirá con nuestros hijos. Se cortó la cadena. Nuestros hijos están condenados a vivir peor que nosotros (hablando en términos generales, claro). El salario mínimo vital y móvil hoy es de $ 27.216. Y paro acá.

Esta es apenas una radiografía de lo que podría llamarse “La muerte de la Clase Media”. Hagan un profundo ejercicio de memoria y saquen sus propias conclusiones para entender qué parte de responsabilidad le toca a cada uno de nosotros y de “ellos”.